El desarrollo motor de tu bebé

Introducción

Durante su primer año,  tu bebé progresará a una velocidad extraordinaria: acostado, sentado, luego en cuatro patas y, finalmente, de pie. Pronto realizará su mayor proeza: ¡dará sus primeros pasos!

Para ello, desde el momento de su nacimiento, tu hijo mejorará día a día su control muscular y la coordinación de sus movimientos a través de sus diversas experiencias. En forma paralela a esta maduración cerebral, aumentará de peso y crecerá, sus miembros se alargarán y ganarán fuerza muscular.

En cada etapa de su desarrollo, acompáñalo prestándole atención, estimulándolo y felicitándolo, y también proponiéndole nuevas actividades adaptadas a su evolución: de esta forma, estimularás mejor su desarrollo y su progreso. Debes confiar también en sus capacidades: tu hijo lo notará y esto le dará más fuerza para seguir avanzando.

Y si tu bebé no atraviesa todas las etapas en el momento indicado, ¡no te preocupes! Incluso cuando muestran algunas señales típicas de la edad, los niños desarrollan su motricidad a su propio ritmo y su progreso se puede ver afectado por muchos factores: su posible premadurez al nacer (o el término gestacional), su corpulencia, su temperamento, los estímulos que recibe, etc. Las frecuentes visitas de control a tu médico servirán para verificar que tu pequeño se desarrolla correctamente.

 

En el nacimiento

Primer mes

Segundo mes

Tercer mes

Cuarto mes

Quinto mes

Sexto mes

Séptimo mes

Octavo mes

Noveno mes

Décimo mes

Onceavo mes

Del mes 12 al mes 15

 

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo